LA CIUDAD ES LA GENTE EN LA CALLE

Rumpel

La ciudad es la gente en la calle.

¿Qué es un puente? Preguntaba el falsamente ingenuo Julio Cortázar. Y se respondía: una persona atravesando el puente. ¿Qué es una ciudad? Un lugar con mucha gente. Un espacio público, abierto y protegido. Un lugar es decir un hecho material productor de sentido. Una concentración de puntos de encuentros. En la ciudad lo primero son las calles y plazas, los espacios colectivos, sólo después vendrán los edificios y las vías (espacios circulatorios).

El espacio público define la calidad de la ciudad, porque indica la calidad de vida de la gente y la calidad de la ciudadanía de sus habitantes. El excelente libro de Allan Jacobs – Greats streets4 – analiza precisamente las ciudades a partir de la calidad – estética y cultural, funcional y social, simbólica y moderna – de sus calles. Entre los cinco primeros ejemplos del libro se incluyen dos avenidas de Barcelona, las Ramblas y el Paseo de Gracia. ¡Fantástico! Para un barcelonés que sin duda no puede olvidar que en los años 60, el llamado urbanismo desarrollista estuvo a punto de hacer desaparecer estos paseos urbanos en beneficio de las vías rápidas de circulación. Por suerte la ciudadanía resistió y las nuevas tendencias de los años 80 nos van a llevar nuevamente a la cultura de la cuadricula y a Cerdà, quien escribió: “en la ciudad las calles no son únicamente carreteras”. Se ha de dar prioridad a los espacios públicos como estrategia de “hacer ciudad sobre ciudad”. Si bien en las ciudades catalanas y en las ciudades europeas el espacio público es una pieza fundamental para la creación y la recuperación de la ciudad, no es de todas maneras la regla general.

- El espacio público, ciudad y ciudadanía
- Autores: Jordi Borja – Zaida Muxí


Comparte esto con tus amigos en:

Related Posts

Previous
Next Post »