Reflexiones Sobre 4 Premisas de Diseño de Mies Van Der Rohe.

Rumpel
 Los slogans o aforismos que de tanto en tanto Mies lanzaba como premisas teóricas, pues no escribía textos o manifiestos, intentaban resumir la esencia de su filosofía proyectual y podrían asociarse a su modo lacónico de expresión. Aunque tal vez, en los Estados Unidos debido a la dificultad idiomática, se tornaba necesariamente aún más esencialista, ya que en pocas palabras debía describir todo su pensamiento.
Algunos de ellos son a saber:

 1.- “Menos es Más
Es un esfuerzo por reducir a lo mínimo, lo estrictamente funcional y estructural para lograr la máxima calidad espacial. Se trata más que nada de un proceso de purificación de los elementos con los cuales componer la arquitectura. Con los mínimos elementos lograr el máximo de efectividad. El “Less is Bore” de Venturi es una ironía irrespetuosa al “Less is More” de Mies, declarada ante la incapacidad de lograr auténtica síntesis y abstracción en el  diseño arquitectónico.

 2.-“Arquitectura es la voluntad de una época traducida espacialmente
La voluntad de la época, es una manera de entender lo que ofrece y explotarlo. Mies en una charla con estudiantes dijo que no era un reformador y que su objetivo no era cambiar el mundo, sino más bien expresarlo. Era consciente del compromiso que cada uno debe tener con el tiempo en el que le toca vivir, trabajar con sus herramientas, su tecnología. Así cada época definirá su identidad espacial a lo largo de la historia. Mies creía en una arquitectura que debe objetivamente representar la estructura fundamental de la época a la que pertenece.

 3.-“Negamos toda especulación estética, toda doctrina, todo formalismo
El sentido de este postulado encierra un  claro valor espiritual pues se refiere al principio del valor interno estructural de la arquitectura, a su espacio y su construcción, luego sigue como consecuencia de ello, su resultado estético y formal. La importancia de lo esencial.

4.- “Desconocemos los problemas formales, sólo reconocemos los constructivos
Dentro de esta premisa aparecen otras donde afirma quela Forma no es un objetivo de su trabajo, sino el resultado, que la Forma en sí misma no existe, y que la Forma como objetivo es formalismo”. Con todo ello quiere expresar resumidamente que la función, los materiales y la tecnología son las cuestiones que modifican el lenguaje formal. Las formas de expresión irán cambiando naturalmente en la medida que vayan cambiando las necesidades vitales de la gente. La forma arquitectónica no es para él un objetivo, sino más bien resultado. Vale decir que cuando la forma se vuelve objetivo estamos en presencia de formalismo algo que él rechazaba de raíz. Esta reflexión es tan actual como diacrónica, especialmente en nuestros tiempos que con los dibujos por computadoras se ensaya este tipo de formalismo sin contenido sustancial arquitectónico, solo efectos que impresionan a los ojos pero que no llegan al espíritu ni al corazón. Algunos hasta llegan a creer que la especulación estética es el objetivo y se olvidan del hombre, principal destinatario de la arquitectura. La belleza en la que creía Mies estaba asociada a la claridad de los medios tectónicos, a la sencillez estructural y a la sinceridad de los materiales.


Comparte esto con tus amigos en:

Related Posts

Previous
Next Post »