FRACTALES Y ARQUITECTURA

LOS FRACTALES COMO FUENTE DE CREATIVIDAD EN EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO


Desde la puesta en duda de los patrones clásicos aportados por el modernismo, la arquitectura parece estar abocada a la exploración de una complejidad formal que no termina de resolverse. A partir de “Complejidad y Contradicción en Arquitectura”, [Venturi, 1978], y de otros escritos posmodernos, fueron cuestionados los más firmes postulados de la Arquitectura Moderna y aún de la Arquitectura Clásica, poniendo énfasis en el simbolismo y significación de las formas. Sin embargo, en su afán por diferenciarse de los diseños clásicos, y en su búsqueda de estructuras “novedosas”, gran parte de la Arquitectura diseñada en los últimos años, ha roto con la tendencia tradicional de armonizar las formas arquitectónicas con las leyes naturales. Las corrientes arquitectónicas posmodernistas y las que les sucedieron, han encontrado en la geometría tradicional un gran apego a las formas sintéticas de las figuras geométricamente puras (polígonos, círculos), cuya representación se reduce a un trazo lineal en todas las escalas. De esta manera, la riqueza formal que podrían ofrecer por su correspondencia con formas de la Naturaleza, se reduce a la mínima expresión de complejidad.

Sin embargo, en la actualidad también se están desarrollando nuevos conceptos geométricos de gran valor potencial para la descripción y entendimiento de espacios y masas arquitectónicas, mediante ideas más naturales sobre organización espacial y de formas. Esto no significa la negación de la geometría tradicional, ni su reemplazo por un sistema geométrico fijo que describe todo lo que ocurre en la naturaleza, sino significa una gradual transformación del espacio y de las formas puras y estáticas hacia espacios compuestos y dinámicos. Esta geometría irregular y a menudo fantástica, a la que denominaremos geometría fractal, está incursionando en los campos tradicionales del perfecto orden de Euclides o las formas de Descartes, vinculando, cualificando y hasta cuantificando las formas naturales, permitiendo analizar conceptos transferibles a las formas artificiales, tales como las formas arquitectónicas que construye el hombre.

Pero ¿ qué es la geometría fractal ? Una primera aproximación para definirla permite afirmar que es una rama de las matemáticas que estudia formas que presentan una cascada interminable de detalles autosemejantes. A medida que se las observa más de cerca, intentando cambiar el nivel de abstracción para encontrar nuevas formas, lo que se encuentra son formas del mismo tipo. Para entenderlo mejor, daremos algunos ejemplos de la Naturaleza. La geometría fractal es directamente visible para un observador que transita por regiones montañosas. A menudo no es posible asegurar si un pico está cerca o lejos, o si un cerro es muy alto o solamente nos causa esa impresión. De lo que sí puede estar seguro el observador es que la forma global de lo cercano es similar a la forma global de lo lejano, que ciertos detalles de lo grande se parecen mucho a los detalles de lo pequeño y que está faltando un patrón de comparación para fijar una escala.

A lo largo y a lo ancho de todo el mundo existen ejemplos de formaciones naturales que podrían ser mencionados como estructuras geométricas fragmentadas y texturadas a diferentes escalas. En las tierras altas de la meseta Anatolia, en Turquía, se halla la antigua región de Capadocia. Cubierta de valles y volcanes apagados, comprende un territorio de panoramas extraños, típicamente fractales, dominados por conos rocosos esculpidos por el viento y el agua. Estas formas surgen de incontables transformaciones que afectaron a la región: se inició con la erupción de los volcanes hace millones de años y el consecuente sedimento de capas de ceniza, lava, y otros elementos geológicos de variada naturaleza. Con el tiempo la ceniza volcánica se convirtió en una roca pálida y blanda (toba), cubierta luego por otras capas de lava dura y oscura (basalto), que al enfriarse y fragmentarse dio lugar a la acción erosiva del clima. Los sismos y las heladas invernales fracturaron las capas de toba y basalto, mientras ríos y arroyos sumados a un impetuoso viento, horadaban el suelo dando lugar a estas curiosas formaciones fractales.

CONTINUIDAD

 
 


Comparte esto con tus amigos en:

Related Posts

Previous
Next Post »