Kevyn Lych - La Imagen de la Ciudad

La "Legibilidad"


En este libro se examinara la calidad visual de la ciudad norte americana y para ello se estudiara la imagen mental que, de dicha ciudad, tienen sus habitantes. Se prestara atención particularmente a una cualidad visual especifica, a saber, la claridad manifestada o "legibilidad"del paisaje urbano. Con esta expresión indicamos la facilidad con que pueden reconocerse y organizarse sus partes en una pauta coherente. Del mismo modo que esta pagina impresa, si es legible, puede ser aprehendida visualmente como una pauta conexa de símbolos reconocibles, una ciudad legible seria aquella cuyos distritos, sitios sobresalientes o sendas son identificables fácilmente, y se agrupan, también fácilmente, en una pauta global.

El presente libro asevera que la "legibilidad" es de importancia decisiva en el escenario urbano, la analiza con cierta detención y trata de demostrar de que modo podría utilizarse hoy este concepto para la reconstrucción de nuestras ciudades. Como en seguida se le pondrá en evidencia afectar, el presente estudio constituye una investigación preliminar, la primera palabra y no la ultima palabra, un intento de captar ideas y sugerir en que forma se las podría desarrollar y poner a prueba. Su tono es especulativo y quizás un poquito voluble: tentativo y presuntuoso a la vez. En este primer capitulo se desarrollaran algunas de las nociones fundamentales; yen capítulos ulteriores estas se aplicaran a diversas as ciudades norteamericanas, analizándose sus consecuencias para el diseño urbano.

Si bien la claridad o legibilidad no constituye de ningún modo la única cualidad importante de una ciudad hermosa, resulta de particular importancia cuando se consideran los medios ambientes en la escala urbana de tamaño, tiempo y complejidad.
Dibujos de Kevin Lych
Para comprender esto no debemos limitarnos a considerar la ciudad como cosa en si sino la ciudad en cuanto percibida por sus habitantes. La estructuración y la identificación del medio ambiente constituyen una capacidad vital entre todos los animales móviles. Para ello se usan claves de variados tipos: las sensaciones visuales de color, forma, movimiento o polarización de la luz, al igual que otros sentidos, como el olfato, el oído, el tacto, la cinestesia, la sensación de gravedad y quizás de los campos eléctricos o magnéticos. Estas técnicas de orientación, desde el vuelo polar de una golondrina de mar hasta el modo en que una lepada halla su camino en la microtopografía de una roca, se hallan descritas en una vasta bibliografía que subraya su importancia. Asimismo, los psicólogos han estudiado est a capacidad en el ser humano, si bien lo han hecho en forma bastante esquemática o en condiciones limitadas de laboratorio. A pesar de que subsisten algunos enigmas, parece ya improbable que haya algún "instinto" mágico para dar con el camino. Mas bien hay un uso y una organización coherentes de claves sensoriales precisas que proceden del medio exterior. Esta organización es de importancia fundamental para la eficacia y la supervivencia misma de la vida de libre movimiento.

Perderse por completo constituye quizás una experiencia mas bien rara para la mayoría de los habitantes de la ciudad de hoy. Nos apoyamos en la presencia de los demás y en medios específicos de orientación, como mapas, calles numeradas, señales de ruta y letreros en los autobuses. Pero si llega a producirse el percance, la sensación de ansiedad y hasta de terror que lo acompaña nos revela hasta que punto esta vinculado con el sentido de equilibrio y el bienestar. La misma palabra "perdido" significa en nuestro idioma mucho mas que la mera incertidumbre geográfica; tiene resonancias que connotan completo desastre.

En el proceso de orientación, el vinculo estratégico es la imagen ambiental, la representación mental generalizada del mundo físico exterior que posee un individuo. Esta imagen es producto al mismo tiempo de la sensación inmediata y del recuerdo de experiencias anteriores, y se la utiliza para interpretar la información y orientar la acción. La necesidad de reconocer y estructurar nuestro contorno es de importancia tan decisiva y tiene raíces que calan tan hondo en el pasado, que esta imagen tiene una vasta importancia práctica y emotiva para el individuo.

Pero estas consideraciones ulteriores indican que existe un requisito importante. El propio observador debe desempeñar un papel activo al percibir el mundo y tener una participación creadora en la elaboración de su imagen. Debe contar con el poder de cambiar esa imagen para adaptarse a necesidades cambiantes. Un medio ambiente .que esta ordenado en forma detallada y definitiva puede impedir que aparezcan nuevas pautas de actividad. Un paisaje en el que cada una de las rocas narra una historia puede hacer difícil la creación de nuevas historias. Aunque esta pueda no parecer una cuestión decisiva en nuestro actual caos urbano, indica, con todo, que 10 que buscamos no es un orden definitivo sino abierto alas posibilidades, capaz de un ininterrumpido desarrollo ulterior. 


Kevyn Lych
LA IMAGEN DE LA CIUDAD
LA LEGIBILIDAD



Comparte esto con tus amigos en:

Related Posts

Previous
Next Post »