ESPACIO POSITIVO Y ESPACIO NEGATIVO


Existen dos clases de espacio arquitectónico: el primero es aquel cuyo vector se dirige directamente hacia su centro; el segundo, aquel cuyo vector, partiendo de éste, se orienta hacia el exterior. Si vemos el espacio como positivo respecto a "A" y definir así "B"como espacio positivo (espacio-P) en relación a A. Si percibimos el espacio B que rodea el cuerpo A como un espacio natural, carente de intencionalidad humana, entonces B se captará como negativo en cuanto a A, por consiguiente, definido como un espacio negativo (espacio-N) respecto a A. Planteado en términos de la psicología "gestálica" (de la forma), el espacio-P corresponde a la imagen y el espacio-N al fondo. 
La positividad espacial indica la existencia de una intencionalidad humana o de una planificación con relación al espacio. Desde la perspectiva de una teoría espacial, la planificación significa que primero se determinan los límites y después se construye el orden interior hacia el centro. Contrariamente, la negatividad espacial implica que el espacio es espontáneo y falto de planificación. En terminología propia de la teoría del espacio, la ausencia de plan va a unida al desarrollo hacia el exterior del desorden. En consecuencia, el espacio-P es centrípeto y el espacio-N es centrífugo. 



Se repite un proceso similar de transformación. Puesto que los limites espaciales están perfectamente definidos y no pueden prologarse hacia el exterior, es de suponer una intensificación de funciones dentro de los mismos y la formación del espacio exterior. 
Existe un espacio-N1 fuera del mismo marco del espacio-P1, incluso cuando tenemos un espacio positivo, un ámbito como N1, hasta entonces negativo, se transformará en un espacio-P2. En el exterior de este último surgirá, a pesar de todo, otro espacio negativo. Por consiguiente, la aparición de espacios P y N se repite indefinidamente. La cuestión mas importante para los arquitectos es definir hasta dónde llega su campo de actuación en el diseño de espacios exteriores. Cuando este campo se amplía se convierte sucesivamente en planificación urbana, regional, nacional, e, incluso, universal, superando holgadamente los límites en los que se mueve habitualmente el arquitecto. 
Veamos ahora la penetración o permeabilidad del espacio. 

              Claros ejemplos tenemos en la arquitectura tradicional japonesa ha luchado siempre para alcanzar una armonía, mas que una oposición, con la naturaleza. A primera vista, los jardines del Japón parecen extraordinariamente naturales; un estudio mas atento descubrirá su cuidadosa elaboración, carácter de miniaturas de la naturaleza hechas por el hombre y su diferencia del espacio-N, es decir, de la propia naturaleza. Puede afirmarse que los jardines japoneses son espacios-PN, que son fruto de la arquitectura, o espacios-P que se filtran en los jardines. Asimismo, los jardines japoneses requieren unos marcos que los separen de la auténtica naturaleza. Por ejemplo, en el templo Ryoanji de Kioto las paredes de arcilla rematadas por una cubierta de tejas tienen una función de marco, que impide la penetración o infiltración del espacio en el ámbito interior del jardín rocoso; sin estas paredes el impacto que produce este jardín seria mucho menor. Es decir, el jardín es un espacio-PN sabiamente diseñado, al tener en cuenta el espacio que rodean las paredes. Obviamente, más allá de éstas existe un espacio-N que no guarda relación directa alguna con el templo Ryoanji. Sin embargo, dentro de la téctica paisajista del Japón denominada SHAKKEI (paisaje prestado), la vista sobre colinas y arboles en lugares más alejados es un factor que se incorpora al diseño del jardín, y así el espacio circundante es algo más que un simple espacio-N; si las antenas de televisión y las fabricas, elementos pertenecientes a un orden distinto, se incorporan al mencionado paisaje prestado, la cualidad del espacio-PN resultará seriamente dañado. 


Para su  mejor apreciación y detalles, pueden visitar esta página:
 http://moleskinearquitectonico.blogspot.pe/2008/04/el-jardn-de-piedras-de-ryoan-ji.html

LIBRO: EL DISEÑO DE ESPACIOS EXTERIORES
ASHIHARA YOSHINOBO
ESPACIO POSITIVO Y ESPACIO NEGATIVO



Comparte esto con tus amigos en:

Related Posts

Previous
Next Post »